Recetas

Recetas

Consejos prácticos para saborear nuestros cafés de la mejor manera posible

Aeropress

Punto de molido: medio a fino Ratio: 14 g a 18 g de café para 20 cl à 30 cl de agua entre 70°C et 90°C. Método invertido: Posicionar la parte llena en vertical, y la parte de goma hacia arriba. Colocar la parte vacía hasta el número 4. Método original: Enroscar el porta filtro y su filtro de papel en la extremidad del cilindro y ponerlo sobre la taza,el porta filtro hacia abajo. Rociar con agua caliente el filtro de papel y aprovechar para calentar la taza. Poner el café en el interior del cilindro y allanarlo. Verter agua en el café para hacer una pre-infusión durante 30 segundos. Después, verter regularmente el resto del agua hasta arriba del cilindro. Poner el porta filtro en el extremo, vaciar el aire restante y verter el contenido en la taza (método invertido), o poner la parte de goma en el extremo del cilindro (método original) y prensarlo completamente. El tiempo total, hasta la última gota, debe ser máximo de 1,5 minutos. Resultado : Infusión muy agradable, cuerpo medio, gran escala aromática.

Cafetera de filtro

Punto de molido : medio a fino para una infusión ni muy larga ni muy rápida. Ratio: 60 g de café para 1 litro de agua (ajustar en función del gusto de cada uno) Agua clara filtrada o agua mineral embotellada. Aclarar el filtro de papel. Dejar la menor cantidad posible de café en la placa que calienta, y apagarla si es posible (ésta cuece el café). Resultado: Simple y rápido de preparar, con este método obtendréis resultados casi idénticos a la preparación a mano con V60 o Chemex. No dudes en ajustar los parámetros y a limpiar bien los residuos de los cafés hechos anteriormente, para mejorar el gusto.

V60

Punto de molido : medio. Ratio : 32 g de café para 50 cl de agua. Método: poner el filtro en el porta filtro y rociarlo con agua caliente. Poner el café en el filto y allanarlo. Verter agua sobre el café para hacer una pre-infusión  durante 30 segundos. Después, verter el resto del agua en círculos, evitando los bordes., haciéndolo de una manera regular y moviéndolo si hiciese falta. Quitar el porta filtro, y mover el recipiente, servir y probar. Resultado: cuerpo ligero, infusión suave, gran escala aromática.

Espresso

La realización de un espresso puede ser tanto muy simple como muy complicada. Por esto, nosotros formamos, aconsejamos y acompañamos a los profesionales que lo deseen para ayudarles a controlar y comprender « el art del espresso ». Las reglas SCAA que nosotros seguimos son:

  • entre 9 g y 12 g de café por taza, molido en ese mismo instante (punto de molido fino y chafarlo lo más llano posible)
  • Agua filtrada o mineral embotellada entre 92°C y 96°C
  • Entre 9 y 12 bares de presión
  • Entre 25 y 35 segundos de extracción
  • 3 cl en taza

Consejo: el grosor del punto de molido es el elemento que más varia, cambialo, utilizando la misma cantidad de café para que puedas apreciar las diferencias. ¡Lo importante es jugar con los parámetros para obtener el espresso que más te guste!